8 A 11 AÑOS

12 A 14 AÑOS

15 A 16 AÑOS

17 A 18 AÑOS

COMPORTAMIENTO
PARA ADULTOS

Esta es la edad en la que los y las adolescentes reafirman su identidad. Los adultos deben establecer límites y, al mismo tiempo, escucharlos. Deben protegerlos ante los riesgos asociados con el consumo de bebidas con alcohol, diferenciándose de aquellos que son solo autoritarios.

Presión de amigos

En esta edad salen con grupos de amigos y amigas con más frecuencia y pueden ser más vulnerables a la presión de los líderes del grupo para que todos hagan las mismas cosas. En las fiestas, muchos quieren consumir bebidas con alcohol. Es en este momento que los adultos deben recordarles el acuerdo previamente establecido sobre lo que consideran permitido en relación con el consumo de alcohol.

Apoyar y supervisar

Siempre es bueno saber en dónde están los chicos y las chicas, con quiénes están, qué están haciendo y cómo se están comportando.

Hay que demostrar un verdadero interés por lo que consideran importante. Apoyarlos siempre, pero sin dejar de supervisarlos. Una adecuada supervisión es la clave de una buena educación, principalmente en lo que se refiere al consumo de bebidas con alcohol.

Es posible supervisar sin parecer controlador. Los adolescentes sienten que los adultos están presentes, aunque no estén cerca. Simplemente no hay que exagerar y no olvidarse de confiar en ellos.

Ejercer la autoridad con sensatez

Definir las expectativas y establecer reglas bien claras, razonables y posibles de cumplir. Al mismo tiempo, escuchar los argumentos que pueden tener y sus dudas. Intentar comprender cómo piensan y perciben el mundo. De esta manera se puede descubrir los mejores argumentos para transmitirles.

Leé también los consejos para hablar de alcohol con chicos y chicas de 15 a 16 años